Si no tuviéramos miedo

Si no tuviéramos miedo, 2014. [Territorios atópicos] Proyecto atopías. Bordado sobre tela de algodón, 40 x 70 cm.

Si no tuviéramos miedo. Non-site gris, 2016. [Territorios atópicos] Proyecto atopías. Acción y fotografía. 40 x 40 cm

Estos trabajos proponen preguntas sobre el miedo y forman parte de la Serie Territorios atópicos, inscrrita en el Proyecto atopías.

El miedo siempre fue un arma de sugestión represora, que se reactiva en nuevas modalidades en la sociedad contemporánea, cada vez más fragmentada, individualista, precaria y deslocalizada. Tradicionalmente los movimientos de resistencia recurrían a la invisibilidad como tácticas operativas para burlar la maquinaría del poder opresor. Este trabajo explora el potencial simbólico de algunas estrategias de invisibilidad y anonimato como forma de resistencia cotidiana. Bordar en una pancarta, como una forma de autoconciencia, frases que interpelan sobre acciones posibles frente a situaciones y malestares actuales; pasear con ella, por un lugar cualquiera, como gesto mínimo de potencia relacional (a la espera de algún interlocutor o respuesta cómplice).

En la serie Territorios atópicos, se indaga sobre posibilidades performativas, así como en el uso del vídeo y la fotografía como registro y recurso de ficción. Las banderas y pancartas se introducen como símbolo de una re-territorialización (imposible), un espacio desterritorializado, un estado atópico. Así mismo, se trabaja sobre los límites circulares. Se cuestiona la identificación de lo circular con el ojo (símbolo de verificación y saberes de certeza racionalista), los criterios de generación de focos de atención, asociados a las formas convencionales de los dispositivos de captación de lo visible, como las lentes.